Un universo a nuestro alrededor

Después de mis últimas salidas a plena naturaleza, he constatado una tremenda verdad. El mundo no gira a nuestro alrededor. En cada centímetro cuadrado de este planeta podemos encontrar a la más mínima atención, un sinfín de pequeñas criaturas que cada día intentan sobrevivir a todo lo que les rodea y que amenaza con arrancar su pequeña pero tan importante vida para todo este maravilloso ecosistema.

Cada rincón de vida tiene sus quehaceres diarios en este mundo loco pero totalmente sincronizado del que formamos parte sin darnos cuenta que un día tomará cartas en el asunto para hacernos rendir cuentas por nuestro mal comportamiento.

En muchas ocasiones he hablado con amigos y familiares de lo increíble que sería para el ser humano encontrar vida en otros planetas, muchos científicos y astrónomos están entregando su vida actualmente para tal tarea, aunque creo que por diversos motivos lógicos es muy posible que no lleguemos a conocer, por lo menos en lo que a mi respecta, si existe vida inteligente más allá de este planeta, pero en otras tantas, me paro a observar la infinidad de especies que tenemos alrededor con tan raras características que a veces me pregunto, que pensarán los extraterrestres sobre todos nuestros seres vivos si de verdad llegan algún día a visitarnos.

Para iluminar esta hipótesis personal, te pondré un claro ejemplo de lo que digo. Pues observar a una libélula tomando el sol, puede ser una cosa normal o incluso cotidiana para gente que tenga acceso cercano a la naturaleza. Pero si nos paramos a observar detenidamente, podremos contemplar un ser tan extraño para alguien que no lo hubiera visto jamás, que puede provocar pavor y al mismo tiempo admiración, impresión, preocupación y desconocimiento de un simple insecto que bien podríamos definir de extraterrestre y hasta terrorífico, si solamente cambiara de proporciones a un tamaño bastante mayor.

O el caso de las mariposas, tan bellas en su vuelo y sus mágicos colores, pero que si acercas la vista lo suficiente, pareciera verdaderamente un monstruo con alas de hada. En el mundo animal, sobre todo en los insectos, existen seres tan extraños que a cualquiera que se detenga a investigar, le podría parecer que vienen de otro planeta.

También podemos admirar en el mundo vegetal, inmensas rarezas, flores y plantas haciendo millones de figuras que siempre tienen como objetivo aportar su grano de arena en el complicado ciclo de la vida.

Tenemos todo un universo a nuestro alrededor, que la mayoría no conocemos y que podría dar lugar a estudio durante toda nuestra vida, bien haremos en conservar estos tesoros. Sin embargo nos empeñamos en mirar hacia afuera y soñar con misiones estelares que estamos a años luz de poder conseguir, porque para ello, deberíamos entrar en sintonía con todas las fuerzas que rigen la naturaleza y controlar de tal forma las fuentes de energía que nos permitieran viajar fuera de nuestro planeta a velocidades actualmente impensables.

Una imagen vale más que mil palabras, aquí podrás ver más ejemplos de este universo que muchos por desgracia, desconocen…