Cuando el tren pasa

Desde que nacemos, empiezan a surgir acontecimientos que guiarán nuestra vida hacia determinados caminos que se pueden dividir, entre los que es posible que deseemos pero no logremos seguir, los que sin más remedio o por alguna obligación escojamos terminar y los que llegan a una estación en la que algún día puede parar un tren al que no hemos llegado a tiempo y perdemos sin saber muy bien el porqué, o simplemente no hemos visto el trayecto que nos podía suponer habernos subido a él.

Ese tren de nuestra vida es posible que vuelva a pasar, y entonces y solo entonces, después de la experiencia recogida con el paso de los años estaremos seguros de llegar a tiempo a la estación para no volverlo a perder.

Como dice el refrán “Nunca es tarde si la dicha es buena”, aquí me hallo, intentando aprender cada días más de esta mi pasión por la fotografía. Creo que he llegado a tiempo a la estación, y aunque con retraso, es muy posible que pueda dejar un pequeño legado de lo que para mí significa este arte, secuestrador de sentimientos e historias a través de una imagen.

Toca levantarse, como lo haría un niño pequeño que empieza a andar. Toca el próximo objetivo, el siguiente nivel, toca andar, contar relatos, ya sean cortos o largos. Para ello intentaré aumentar mi visión de la fotografía, mediante proyectos más elaborados, series de fotografía, historia en imágenes. Puede que conlleve tiempo, pero nadie dijo que fuera fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s