El Guardián de la Luz

Es difícil realizar capturas “robadas” teniendo en cuenta el entorno que nos rodea, no siempre es posible integrar el momento, la situación o el sentimiento, que expresa una persona en ese tapiz infinito que nos ofrece la calle.

Una cámara sencilla puede valer a tal efecto, la foto está ahí, esperando a ser capturada, un simple disparo y tendremos un momento inolvidable que pasará a ser revelado y mostrado al mundo para ser recordado.

Viajé a un pequeño pueblo de la Sierra de Francia en la provincia de Extremadura, noche cerrada, un callejón sin destino, solo la nada, esa oscuridad que lo envuelve todo de noche, y que poco a poco se ha visto mermada por la actividad del hombre, que llena de luz artificial todos los rincones modificando la vida de los seres que necesitan nocturnidad.

La chica, deja al fondo la mirada perdida, esperando resolver el oscuro misterio debajo del Guardián de la Luz, una vieja farola que paciente como el sereno ilumina cada noche el sombrío callejón, impasible ante el paso del tiempo. Poco a poco ha perdido su blanca armadura, ahora desnuda espera no encontrarse con esos espíritus traviesos que bien podrían apagar su larga vida y dejar paso a la más absoluta oscuridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s